Como arreglar grietas en una pared DEFINITIVAMENTE

Es muy frecuente encontrar pequeñas grietas en las paredes de la casa y que queremos arreglar antes de realizar las labores de pintado. Vamos a ver como podemos reparar esas grietas de la manera mas sencilla y que luego no vuelvan a aparecer.

Aunque la aparición de grietas en la pared podamos pensar que se trata de un grave problema estructural, muchas veces no son más que pequeñas fisuras provocadas por una dilatación o contracción de los materiales, por pequeños efectos de asentamiento (sobre todo en casas nuevas) o, simplemente por el transcurso de los años.

Si es que es cierto que hay que saber diferenciar aquellas grietas que pueden ser peligrosas y debemos poner en manos de un experto, y, sin ser una definición excluyente vamos a tener que consultar en aquellas grietas que tengan un grosor superior a 5 milímetros, o en aquellos casos en los que la grieta se acentúa o hay desplazamiento.

Para esas otras pequeñas grietas delas paredes, a priori no debería preocuparnos, y su proceso de arreglo es bastante sencillo, vamos a ver como podemos hacer una reparación sencilla o, si las grietas son recurrentes y vuelven a salir una vez reparadas, como darles un plus de resistencia.

Grietas que aparecen por primera vez.

Su proceso de reparación es muy sencillo, solo hay que seguir los siguientes pasos:

  • Con una espátula rascaremos ligeramente los bordes de la grieta agrandandola un poco, con el fin de retirar posibles restos de yeso sueltos o próximos a desprenderse.
  • Utilizando una brocha pasaremos bien por toda la grieta eliminando el resto del polvo y queños trozos de yeso.
  • Con la misma brocha impregnada en agua, humedeceremos la grieta, para facilitar el proceso de sellado.
  • Ahora con una pasta de reparación (te recomiendo una de calidad con fibras, ya que aumenta su fuerza una vez seco) iremos rellenando el hueco poco a poco con la misma espátula anterior, conviene hacerlo de varias veces espaciadas entre si unas horas, ya que la pasta al secarse se contrae y deja una pequeña hendidura. Lo ideal es hacerlo de dos o tres veces.
  • Una vez secado hay que lijarlo, con una pequeña lija de pared la pasaremos repetidamente hasta igualarlo con el resto de la pared y no se note ningún abultamiento ni hendidura.

Una vez seguidos estos pasos, la grieta de la pared ya estará arreglada y ya podemos pintar por encima.

Grietas recurrentes.

Estas grietas son más problemáticas, ya que son aquellas que vuelven a aparecer al cabo de poco tiempo, en este caso el proceso de reparación será diferente, veamos los pasos:

  • Como en en laco anterior. con una espátula rascaremos ligeramente los bordes de la grieta agrandandola un poco, con el fin de retirar posibles restos de yeso sueltos o próximos a desprenderse.
  • Ahora deberemos utilizar la lija, y, a lo largo de toda la grieta, lijaremos unos tres centímetros de cada uno de los bordes, hasta que notemos que hemos rebajado un milímetro (más o menos), el grosor del yeso.
  • Con las una brocha pasaremos bien por toda la grieta y los bordes eliminando el resto del polvo y pequeños trozos de yeso.
  • Otra vez la misma brocha impregnada en agua, humedeceremos la grieta y los bordes, para facilitar el proceso de sellado.
  • Ahora aplicaremos una cinta de reparación (como esta) a lo largo de toda la grieta y controlando que esta quede dentro de los bordes que hemos lijado previamente. Esta cinta es la que aumentará la consistencia de la reparación.
  • Con una pasta de reparación iremos tapando la cinta y rellenando el hueco poco a poco, con la misma espátula (fijaté que sea de unos 10 cm para poder igualar todo de euna pasada sin que queden escalones) tambien de varias veces espaciadas entre si procurando que la cinta de reparación quede completamente tapada.
  • Una vez secado hay que lijarlo, con la misma lija la pasaremos repetidamente hasta igualarlo con el resto de la pared y no se note ningún abultamiento ni hendidura.

Una vez seguidos estos pasos, la grieta recurrente de la pared ya estará tapada y ya podemos pintar por encima.

Si no te crees capaz de repararlo por tu cuenta es mejor que solicites la asistencia de un profesional. Dependiendo del tipo de grieta podrías consultar a diferentes profesionales:

En todo caso, puedes solicitar presupuesto GRATUITO y SIN COMPROMISO para cualquiera de estos dos servicios pinchando sobre ESTE ENLACE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.