Como cambiar el color de una pared

Cambiar el color de una pared puede ser una sencilla labor de bricolaje doméstica. Para llevarla a buen puerto y que quede como si lo hubiese hecho un profesional puedes seguir lo siguientes pasos y consejos que te proponemos:

Materiales y herramientas necesarios:

  1. Pintura: Elige el color y tipo de pintura que desees. Asegúrate de comprar suficiente para cubrir la pared. En los botes te pone el rendimiento en m2. mide la pareb
  2. Brochas y/o rodillos: Utiliza brochas para áreas más pequeñas como bordes y esquinas, y rodillos para superficies más grandes.
  3. Cinta adhesiva de carrocero: Protege las áreas que no quieres pintar con cinta adhesiva de carrocero para evitar salpicaduras y marcas no deseadas. No utilices precinto o cinta aislante.
  4. Plástico o papel para cubrir el piso: Protege el suelo de las gotas de pintura.
  5. Bandeja para pintura: Utiliza una bandeja para cargar el rodillo con pintura de manera uniforme.

–> EN ESTE KIT TIENES TODO LO NECESARIO

Pasos para cambiar el color de una pared:

  1. Preparación:
    • Retira los muebles o cúbrelos con plástico para protegerlos de las salpicaduras de pintura.
    • Limpia la pared para eliminar polvo y suciedad.
    • Repara cualquier agujero o grieta en la pared con masilla para pared y lija la superficie para que quede suave.
  2. Protección:
    • Cubre zócalos, marcos de puertas y ventanas con cinta adhesiva.
    • Coloca plástico o papel en el suelo para protegerlo de las gotas de pintura.
  3. Aplica una imprimación (opcional):
    • Si la pared tiene manchas o es de un color muy diferente al que estás aplicando, considera aplicar una imprimación antes de la pintura para obtener mejores resultados.
  4. Pinta:
    • Comienza pintando las esquinas y bordes con una brocha.
    • Utiliza un rodillo para pintar las áreas más grandes. Asegúrate de cargar el rodillo de manera uniforme en la bandeja de pintura.
    • Aplica la pintura en trazos largos y uniformes. Si es necesario, aplica una segunda capa una vez que la primera esté seca.
  5. Secado:
    • Deja que la pintura se seque completamente según las instrucciones del fabricante antes de tocar o mover muebles de nuevo.
  6. Retira la cinta adhesiva y protecciones:
    • Una vez que la pintura esté seca, retira con cuidado la cinta adhesiva y cualquier protección que hayas colocado.

Recuerda seguir las instrucciones específicas del fabricante de la pintura que estás utilizando, en el bote te explica el modo de aplicación, tiempo de secado etc.. Y recuerda que si no te ves capaz de cambiar el color de la pared a pintar, siempre puedes pedir presupuesto a un pintor profesional.