Como cambiar una bisagra de una puerta

Ya sea porque se ha roto o se ha deteriorado, cambiar una bisagra en una puerta puede ser un proyecto de bricolaje relativamente simple si se siguen los pasos adecuados. Aquí hay una guía paso a paso que puedes seguir para realizar el cambio o sustitución fácilmente:

Herramientas y materiales necesarios para cambiar una bisagra de una puerta:
1. Destornillador (mejor uno eléctrico)
2. Taladro (si es necesario)
3. Bisagra a sustituir.
4. Lápiz
5. Cincel (si es necesario, si eliges una bisagra similar no será necesario)

Pasos a seguir para cambiar la bisagra:

1. Desmontar la puerta antigua:
– Abre la puerta del todo, que quede completamente liberada de su hueco.
– Levanta la puerta para quitar las bisagras.

2. Retira la bisagras deteriorada:
– Desatornilla la bisagra primero de la puerta y después del marco. Asegúrate de mantener los tornillos, ya que podrías necesitarlos más tarde para colocar la nueva.

3. Prepara la nueva bisagra:
– Presenta la nueva bisagra primero en la puerta y luego en el marco para asegurarte de que estén alineadas correctamente.
– Marca la posición de los agujeros de los tornillos con un lápiz.

4. Realiza agujeros de los nuevos tornillos (si es necesario):
– Si los agujero de la nueva bisagra no coinciden exactamente con los agujeros existentes, taladra agujeros nuevos en las marcas que hiciste en el paso anterior, los agujeros deben ser con una broca de madera fina (un milímetro o menos).

5. Atornilla la nueva bisagra:
– Coloca la bisagra en su lugar y atornilla firmemente. Si puedes, usa los tornillos originales o los nuevos que vienen con las bisagras.

6. Coloca la Puerta

7. Ajusta la puerta:
– Asegúrate de que la puerta cierre correctamente. Si es necesario, ajusta las bisagras para nivelar la puerta y que no roce con ningún lado

8. Verifica la alineación:
– Asegúrate de que la puerta esté nivelada y alineada correctamente con el marco. Ajusta según sea necesario.

9. Prueba la apertura y cierre:
– Abre y cierra la puerta varias veces para asegurarte de que se mueve sin problemas y encaja adecuadamente.

Y eso es todo, ahora la nueva bisagra de puerta debería estar funcionando correctamente y la puerta ya no debería dar problemas. Si encuentras dificultades durante el proceso, considera buscar la ayuda de un carpintero profesional que te realice el proceso..