Reparar un mando termostático si no regula bien la temperatura.

En la anterior entrada de la sección de fontanería vimos como arreglar un monomando que goteaba, hoy vamos a hablar de otro tipo de mandos, de los termostáticos, los mandos que regulan automáticamente la temperatura, vamos a ver los errores más comunes de este tipo de mandos y los pasos a seguir para reparar un mando tesmostático sin ser un profesional de la fontaneria.

¿Cual es error más frecuente en grifos termostáticos?

El error más frecuente de los mandos termostáticos es que deja de regular bien la temperatura del agua, sucede a menudo y, dependiendo de la población (y de su calidad del agua) puede llegar a ser un problema recurrente. La explicación es bien sencilla, el exceso de cal o de partículas en suspensión en el agua provoca suciedad y residuos que, si no se eliminan acaban derivando en una regulación incorrecta de la temperatura del agua.

¿Como reparar un mando termostático paso a paso?

La operación que vamos a realizar sobre el mando es la desmontaje y limpieza de nuestro mando termostático, los pasos a seguir son los siguientes:

  • El primer paso, es obvio, cortar el suministro de agua, tanto de fria como de caliente.
    Desmontar el grifo termostático con ayuda de una llave, ojo, conviene rodear la rosca de cinta aislante para evitar que se arañe el grifo.
  • Quitar el embellecedor del grifo.
  • Soltar la mante del grifo ayudandonos de un destornillador, ojo, esta maneta lleva un tope que regula la temperatura del agua con su posición, esa posición debemos respetarla durante el proceso de montaje, no está de más que le hagas una foto con el móvil para que quede exactamente igual.
  • Quitar el cartucho interno del grifo, dependiendo del modelo iran roscados o apretados con una llave Allen.
  • El mejor sistema para limpiar el cartucho es sumergirlo durante una hora en un recipiente con algua y vinagre, despues de eso aclararlo bien. Si ves que esta deteriorado o roto habrá que sustituirlo por uno similar (ver modelos de cartuchos de mando termostático).
  • Desmonta el resto de las partes del grifo: habrá unos filtros y las excentricas (estas son las excentricas) , debes desmontarlos y sumergirlos tambien en agua y vinagre junto con el cartucho y despues aclararlos.
  • Engrasa las partes móviles del interior del grifo, utiliza una grasa específica de grifería (como esta) para que dure la lubricación.
  • Ahora es cuando debes de volver a colocar las piezas y, una vez que abras el agua, probar que todo funciona correctamente.

Conclusiones.

Estas operaciones requieren ser un poco manitas y una buen dosis de paciencia, de hecho, reparar un mando termostático es una operación que suele durar bastante tiempo y que, muchas veces no se hace porque cuesta menos comprar uno nuevo, de hecho por menos de 100 euros tienes una gran variedad de grifos termostáticos en el mercado. Aún así, hay grifos termostáticos de alta calidad que si que merece la pena reparar y poner a punto.

Si tienes algún problema con tu grifo termostático, en Reparaciones en Bizkaia, disponemos de un servicio de fontanería que puede ayudarte a solucionar tu problema, ya no solo de tu grifo termostático, sino de cualquier elemento de tu instalación de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *